Las 10 ideas más locas de los fabricantes de motor

El mercado de los vehículos es uno de los mas exigentes y competitivos, por lo que lleva a una necesidad de innovación constante por parte de los fabricantes. A continuación os mostramos diez de las ideas más locas que han tenido algunos fabricantes.


10. Coche con propulsión a hélice

Durante principios del siglo pasado, los motores no eran potentes para "correr" como querían muchas personas. Muchos fabricantes se pusieron a buscar nuevas formas de propulsión.


Ya que por aquel entonces el vehículo más rápido era el avión, se decidió ponerle una hélice. El más popular fue el Helica, diseñado por el francés Marcel Leyat entre 1913 y 1926, fabricadas solo por encargo.


No llegó a buen fin debido a una serie de inconvenientes: son peligrosos si hay gente cerca, consumen mucho combustible, y son muy ruidosos. Así que esta idea loca de los fabricantes de coches se abandonó.


9. El camión andador

A mediados de los años 60, el gobierno de Estados Unidos encargo a General Electrics la fabricación de un camión que sustituyese las ruedas por piernas.


Su idea era crear un vehículo capaz de acceder a lugares angostos a los que no pudiese acceder ni un tractor.


A finales de los años 60 se finalizó su fabricación y demostró realizar cosas asombrosas. Pero la idea se esfumó debido a que era muy caro de fabricar y a que no era autónomo, necesitaba estar conectado por cables, por lo que no resultaba práctico.


8. La ventanilla de opera

También conocida como ojo de buey, fue muy popular a principios del siglo pasado y en los años 70. Se instalaba en vehículos en los que la parte trasera estaba completamente cerrada.


El objetivo era preservar la intimidad de las personas que viajaban en la parte trasera, por lo que fue muy popular entre personas famosas y en politicos. Aunque a muchas personas les causaba claustrofobia.


En los años 80 dejaron de usarse hasta la actualidad.


7. Las puertas suicidas

Fueron muy populares durante los años 60, ya no se usan en modelos en serie, aunque sí en modelos limitados como el Lincoln continental o Rolls Royce.


Durante el siglo pasado, fueron muy utilizadas tanto por Peugeot y SEAT, entre otros. Fueron muy populares entre los gangsters americanos ya que podían usarlas como escudos en una persecución en marcha, tanto como por su facilidad para saltar a otro coche.


Las puertas suicidas han sido bautizadas así por su peligrosidad. En este tipo de puerta el movimiento del aire alrededor del coche crea una zona de baja presión, que actúa como una fuerza exterior que intenta abrir la puerta. Este problema se acentúa en las curvas, en donde la fuerza centrífuga junto a la zona de baja presión pueden abrir la puerta y succionar al ocupante fuera del coche, si no lleva el cinturón puesto.


Las actuales ya cuentan con un sistema reforzado y garantizan una gran seguridad.


6. El Gyrocar

En 1912 presentó el Schilovski Gyrocar, un coche de dos ruedas y cinco plazas. El Gyrocar se mantiene en pie gracias al giroscopio que utilizaron. El cual consiste en una enorme rueda de metal que gira como una peonza en el centro del coche, generando fuerzas que equilibran el peso sobre las ruedas. El 10% de la potencia del motor se destinaba a un motor eléctrico y una dinamo, que mantenía girando el giroscopio.


El inconveniente es que son vehículos que no pueden alcanzar una velocidad elevada, ya que se desequilibran rápidamente. Además su radio de giro es muy amplio, por lo que no les es posible circular por muchas carreteras.


5. El monorueda

Los vehículos monorueda suponen un gran desafío, ya que deben al mismo tiempo equilibrar y propulsar el vehículo, y los giros son una auténtica pesadilla.


Han existido vehículos monorueda desde hace casi un siglo. En los años 30 se hizo muy famoso el Dynasphere, que además de usar una única rueda era eléctrico. Además, algunos modelos también funcionaban con gas.


Se descartó ya que es un vehículo para rectas, su circulación es complicada y peligrosa.


4. Vehículos anfibios

Los vehículos anfibios siempre han sido un sueño. Algunos fabricantes han intentado desarrollarlos. En 1960 se hizo muy popular un coche alemán llamado Amphicar, que llegó a venderse en concesionarios.


El Ringspeed Splash, que puedes ver en la foto, es un deportivo capaz de correr a 200 Km/h en carretera. Pero cuando toma contacto con el agua, basta con apretar un botón para que del parachoques traseros y de los bajos surjan unas hélices y un timón, que le permiten navegar por el mar.


Aún no han sido capaces de calar en el mercado lo suficiente como para hacerse populares.


3. Decoraciones de madera rústica

Los paneles de madera rústica que llevaban los vehículos de los años 70 fueron muy populares en Estados Unidos. Fueron una moda que ha desaparecido a día de hoy.


Eran considerados un complemento de lujo y una forma de conectar con lo rústico y artesanal.


Pero estos paneles de madera añadían mucho peso al coche, y aunque estaban barnizados y protegidos con lacas, la acción del sol y la lluvía conseguían que los colores se apagasen, y la madera siempre acababa con algún roce o cicatriz.


2. Joystick en el salpicadero

Es una idea loca que los fabricantes de coches más prestigiosos han intentando poner en práctica, al menos conceptualmente.


En 1996 Mercedes presentó un concept car llamado Mercedes-Benz F200 Imagination, que se manejaba con un joystick.


Esta idea no ha sido mas que desarrollada en conceptos, ya que es algo peligroso e ineficaz por el momento, ningún fabricante lo ha comercializado hasta la fecha actual. Además la mayoría de los conductores son muy reacios a los cambios radicales y son partidarios de la conducción con dos manos,


1. Los microcoches

Los microcoches tienen un poco de rebeldía, mezclada con evidente pragmatismo.


Si solo utiliza el coche una persona un microcoche es más barato, consume menos, sortea los atascos, y aparca en cualquier sitio.


Fueron muy populares en la postguerra por las anteriores razones, como el BMW Isetta. Pero se han seguido fabricando hasta ahora, incluso por las marcas convencionales, aunque no con el minimalismo que han demostrado algunas ingenieros, creando microcoches que hasta pueden levantarse con una mano.


Actualmente los fabricantes de coches eléctricos están tomando estos diseños de coche pequeño para sus vehículos.




¿Quiénes somos?


 

Reviper Clasicos

©2020 Reviper Clasicos 
 

(+34) 608 369 702

Legal

Blog